free counters

FEBRERO DE 2021 - YOTH IRIA -
AS THE FLAME WITHERS (2021)


 Este es uno de los discos más esperados de principios de este año, y no sin razón, ya que representa el regreso creativo a la escena metalera del mítico Jim Mutilator, primer bajista de Rotting Christ y Varathron, y ausente durante muchos años. Tras una primera aparición con un rol secundario en el último disco de los atenienses Medieval Demon el año pasado, en esta ocasión figura como único compositor, por lo que la expectación era grande. Su nueva formación lleva por nombre Yoth Iria, y As the Flame Withers es su álbum debut, tras un EP muy prometedor aparecido a principios de 2020. Para esta nueva aventura, Mutilator viene acompañado nada menos que del igualmente mítico The Magus a la voz, mitad creativa del grupo Necromantia y célebre productor de la escena griega. El gran interrogante era el hecho de desconocer hasta qué punto Mutilator aportaba creativamente en Rotting Christ, más allá de la poderosa influencia de Sakis Tolis, pero por lo que puede escucharse en este disco, sus concepciones estilísticas son tan sólidas como su legendario estatus en el underground.


Yoth Iria - As the Flame Withers (Pagan Records, 2021)


 Fiel a sus antecedentes, Mutilator se remonta a la época del Non Serviam de Rotting Christ para desarrollar un formato de riffs melódicos muy heavies y marcada solemnidad, elementos que definen el estilo griego canónico. Las similitudes con las últimas publicaciones de su antiguo grupo principal son notables, pero más en términos de sonido que en la propia composición, debido a una producción en la que todo está excesivamente maximizado, en especial la percusión, aunque ello no desentone del todo con el enfoque relativamente accesible y luminoso que aquí se adopta. Las canciones suenan potentes pero más bien pausadas, y a pesar de su prolongada duración, muestran poca repetición y un grado de composición altamente depurado que consigue que no se hagan redundantes ni genéricas. A grandes rasgos, se podría decir que Yoth Iria es una modernización del estilo clásico de Rotting Christ que ha salido bastante bien, a diferencia de los últimos discos de dicho grupo.

 El cerebro detrás de todo esto ha sabido aceptar sus limitaciones interpretativas y asume tan sólo las líneas de bajo además de la composición, algo que visiblemente se le da bastante bien. Para los demás menesteres ha reclutado colaboradores de lujo: Maelstrom a la batería, como en casi cualquier grupo de metal griego contemporáneo que se precie, y el joven George Emmanuel a las seis cuerdas, que además de ser un fabuloso guitarrista es quien se ha ocupado de todas las etapas de la grabación, con un resultado un tanto recargado para gusto de quien suscribe, como ya se ha señalado, pero sin llegar a ser realmente desastroso. La producción moderna choca con la genealogía del estilo así como con el elemento inequívocamente arcaizante que es la voz de The Magus, con letras imbuidas de satanismo romántico como aquellas a las que nos tenía acostumbrados en Necromantia, creando un contraste no desprovisto de encanto. Pero sin duda la mejor baza de este álbum es que logra engendrar un estilo propio que no está sometido del todo a las referencias palpables, y eso hace que pueda disfrutarse como algo nuevo y distinto antes que como una recreación más o menos hábil de algo ya conocido y fijado.



 Encontramos también unos cuantos defectos, perfectamente ejemplificados en el tema escogido como sencillo, “The Red Crown Turns Black”. Se trata de la canción más convencional y rockera del disco, y probablemente por eso es el single de lanzamiento, pero también es con diferencia la peor del álbum, debido al prominente estribillo y al alegre punteo de guitarra que lo sigue, que rompen en gran medida el tono solemne y místico empleado en las demás. Sin embargo, si uno se fija bien, todas las canciones tienen una estructura de estrofa/estribillo, motivo por el cual resultan tan accesibles y acogedoras en términos relativos. El black metal griego clásico tiene tanto de heavy metal que una escasa ambición estructural es el precio a pagar por una fórmula más sencilla y pegadiza, y Yoth Iria no es una excepción, pero por fortuna este punto negativo solamente sale a relucir claramente en la pista mencionada.

 Por sus virtudes y también por sus defectos queda bastante claro que esto no es música para gente que busque lo más extremo dentro del metal, ni tampoco es algo demasiado novedoso o sorprendente. Sencillamente se trata de un disco atractivo y bien hecho que tiene perfecta cabida dentro del panteón de su escena nacional, y también del panorama global del metal. La coherencia interna es otro punto fuerte de este debut, con canciones bastante distintas entre sí pero firmemente vinculadas en el ámbito estético, y partes lentas dentro de cada tema que aportan a la idea global sin restar enteros ni romper el flujo. En términos de estatus, este proyecto podría compararse con los discos más recientes de Varathron, o con lo que hizo Thou Art Lord en 2013 con The Regal Pulse of Lucifer: una clara obra de madurez, que no inventa nada pero reorganiza muy bien un estilo antiguo para crear nueva música, satisfaciendo las expectativas sin incurrir en ningún calco o subproducto. As the Flame Withers no es mucho más que eso, pero como tal puede y merece ser apreciado.


Belisario, marzo de 2021





Belisario 2021

© fotos de sus respectivos autores y/o dueños de los derechos

(material encontrado libremente en la red y reproducido sin ánimo de lucro)