Morbus – Renacer (2004)


Morbus – Renacer (Autoeditado, 2004)

Esta reseña de un disco menos reciente está dedicada a un grupo especialmente desconocido, del que tuvimos conocimiento gracias a Paul Puga, nuestro corresponsal local. Se trata de Morbus, una formación peruana de una pequeña localidad (La Oroya) con tan solo dos maquetas en su haber, bastante antiguas ya, aunque el grupo siga en activo por lo que parece. El hecho de que el vídeo con su demo principal, Renacer, que hoy nos ocupa, haya recibido poco más de 3.000 visualizaciones en YouTube en ocho años es buen indicador de hasta qué punto este material es absolutamente underground. Y sin embargo es magnífico, como podrán comprobar, lo que demuestra que el metal puede arraigar en los lugares más insospechados y menos proclives, y prosperar pese a todos los inconvenientes.

El estilo de Morbus se enmarca dentro del death/doom propio de los primeros grupos ingleses que iniciaron esa corriente a principios de los 90 (los “Peaceville Three”: My Dying Bride, Anathema y Paradise Lost), con temas largos y más bien pausados y un amplio uso de los teclados. Esta última característica es aquí realmente muy pronunciada y casi llega a rozar lo kitsch, lo cual los asemeja a unos Type O Negative, aunque más en su vertiente lánguida que en su conocida faceta irónica. La grabación es casera o semicasera y sufre no poco por ello, y la batería electrónica utilizada resulta excesivamente enlatada para el oído metalero medio, pero por lo general todos los instrumentos se escuchan por separado, incluido el bajo, cosa notable. La voz no es demasiado impresionante, pero los instrumentistas sí que son más bien convincentes.

La ejecución de la música no es especialmente técnica ni compleja, pero lo cierto es que el formato estilístico aquí desarrollado tampoco lo necesita. El grupo brilla no obstante en sus eficaces cambios de ritmo, en las sobresalientes combinaciones de riffs, percusión y pasajes de teclado y en su indudable olfato para saber cuándo aminorar la marcha e introducir una parte lenta. Las canciones están muy trabajadas y presentan secciones bien diferenciadas dentro de estructuras que saben cómo abrir y cerrar, empleando recursos sencillos para dotar a cada una de identidad. El tono varía entre solemne, pausado o agresivo, con los teclados empleándose con gran eficiencia para potenciar cada clímax y las guitarras acompañándolos siempre mediante riffs que tienen vida propia, en lugar de limitarse a ser un mero telón de fondo con distorsión. El contenido instrumental es muy importante, aunque también hay cabida para unas letras entre lo existencialista y lo romántico recitadas en español, lo que otorga casi tanta personalidad como la peculiar portada escogida.

A pesar de sus limitaciones técnicas, estos peruanos consiguieron crear una obra singular llena de fuerza pero también belleza sugerente y decadentista, en un equilibrio que resulta muy atractivo y evocador. Su estilo es lánguido y reposado en apariencia, pero bajo esa primera capa late el inquieto espíritu del metal, que se manifiesta tanto en las cabalgadas repentinas como en el hecho de sacar adelante música tan original muy lejos de los radares habituales. Lo que en muchas páginas se clasifica como “demo”, probablemente debido a su formato casero (aunque el grupo se refiere a ella como “cd”), es en realidad un álbum completo y maduro, con una coherencia estilística muy lograda. Sería interesante comprobar lo que este grupo podría conseguir con una producción moderna en condiciones, como hicieron hace poco, en un registro similar, sus compatriotas Despondent Chants, pero esta versión de Renacer a la que tenemos acceso es de por sí un disco brillante de death/doom de corte clásico que puede disfrutarse inmensamente como tal.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.