Atlantean Kodex – The Golden Bough (2010)


Atlantean Kodex – The Golden Bough (Cruz del Sur Music, 2010)

[Por Julio César]

Cuando Bathory resurgió bajo un perfil musical completamente nuevo –no de manera aleatoria, ya que en Blood Fire Death podían encontrarse algunos indicios que auguraban tal dirección– en el año 1990, pocos imaginaban que este nuevo rasgo único en el metal daría origen, una vez más, a un nuevo género, de la misma forma en que el grupo ayudó a que el black metal se desarrollara con sus discos antiguos. Desde entonces, más música aparecería bajo la etiqueta de “metal épico”, pero no sólo desde la perspectiva conceptual, sino actuando desde el núcleo musical, la atmósfera y la ejecución.

Atlantean Kodex es una entidad musical con casi veinte años de andadura y es una de las pocas agrupaciones a las que puede referirse, sin miedo a equivocaciones, como vestigios directos de la etapa épica/vikinga de Bathory. Surgidos en el underground del metal europeo, pronto se ganarían un lugar entre los adeptos al metal tradicional, tocando en prestigiosos festivales dedicados a este último estilo en concreto.

Una de las principales características de la banda es crear canciones largas que oscilan entre los siete y diez minutos de duración aproximadamente. La duración excesiva de las canciones no es gratuita, ya que el objetivo de esto es que el oyente se aventure en un viaje a través de la historia, en el que el ritmo, los riffs y los solos evocan tristeza, desesperación y momentos fugaces de esperanza en un tono solemne, sólo para finalizar con una sensación de triunfo absoluto.

Atlantean Kodex no es como las demás bandas que por lo general toman este género y condensan el contenido en canciones de cinco, seis minutos o incluso menos. La diferencia es que la banda siempre tiene algo que decir, y cinco minutos no son suficientes para expresarse y plasmar muchas ideas interesantes en canciones que nunca incurren en el tedio ni la monotonía y siempre mantienen la intriga y la tensión constante. No obstante, el mayor impacto del álbum proviene de la composición dinámica de cada tema, y sobre la base rítmica firme y asertiva de este mismo la banda añade capas de rimbombancia con movimientos amplios y cambiantes, voces poderosas y coros que convencen y permanecen en la memoria desde el primer instante.

Por la musicalidad presente en este álbum y el contenido lírico que ofrece, The Golden Bough propina un puñetazo en la cara a la redundancia del metal moderno con una formidable dosis de perspicacia compositiva, volviéndolo un debut sólido dentro del campo del metal de corte clásico.

Ver también nuestra minirreseña de 2019 sobre el último disco del grupo: enlace.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.