Satan – Earth Infernal (2022)


Satan – Earth Infernal (Metal Blade, 1 de abril de 2022)

[Por Julio César]

En el pasado Satan se relacionó de alguna manera con el desarrollo del speed metal junto con algunos de los grupos fundadores de la NWOBHM que incursionaron en el rasgueo veloz de las cuerdas de la guitarra, teniendo como referencia musical directa a Mötorhead.

Tras una serie de álbumes bastante loables, Satan vuelve a sorprender con un álbum lo suficientemente musical y melódico, que utiliza hábilmente la velocidad y los riffs de estilo clásico para entregar un álbum sólido, familiar y distintivo a la vez por la manera en que estos músicos veteranos interpretan un estilo que dominan a la perfección.

Los riffs que se presentan en Earth Infernal son arquetipos del riff propio del estilo, pero no son derivados directos de algo conocido, sino que parten de una idea original y característica dentro de un lenguaje musical concreto para desarrollarla y potenciarla, y aunque por lo general estos mismos riffs funcionan alrededor de estructuras relativamente convencionales, expresan bien el mensaje que cada canción intenta dar al oyente. En este caso, los riffs se utilizan como un modelo establecido que varía de acuerdo con la necesidad de la canción con el único fin de impulsarla.

El sólido conjunto de guitarras está aquí respaldado por una batería que oscila entre el estilo progresivo y un jazz moderno y trata de mantenerse discreta hasta que un fill interesante se introduce hábilmente en algún momento clave de la canción para hacerla explotar.

Sobre esta base musical, la voz melódica del cantante fluctúa entre una tonalidad casi operística y otra más oscura, logrando así la atmósfera teatral característica del grupo. Las virguerías de la guitarra solista se mantienen al mínimo, pero, así como el resto de los elementos que conforman el álbum, aparecen de manera estratégica para acentuar algún punto de la canción.

Este álbum presenta grandes lecciones de técnica, pero también hace gala de fantásticas cualidades compositivas. Para los oyentes que gustan de altas dosis de musicalidad pero que están en busca de la agresividad adicional que no se encuentra dentro del espectro del power metal promedio, Satan ofrece un álbum que no cae en exageraciones y, sin embargo, mantiene vivo el espíritu alienante de la NWOBHM.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.