free counters

ENERO DE 2021 -
MEFITIS - OFFSCOURINGS (2020)


 Poco más de un año después de su espectacular debut, los californianos Mefitis están de vuelta con un nuevo disco tan impresionante como el primero, si no más. Tras haber fraguado un estilo propio, una mezcla de géneros extremos que el grupo designa sucinta y acertadamente como dark metal, lo esperable habría sido que, en el mejor de los casos, este dúo afianzara la fórmula en un segundo álbum muy similar al anterior, pero más sólido y compacto. En lugar de ello, la formación ha optado por un salto evolutivo que amplía en gran medida su rango creativo y evita cualquier atisbo de repetición, una apuesta arriesgada y compleja que pocos sabrían llevar a buen puerto. Retomando el hilo allí donde lo dejó su predecesor, Offscourings es una puerta a un mundo emparentado con el de Emberdawn pero más vasto y fascinante, que extiende los límites convencionales del metal extremo hasta fronteras nunca antes alcanzadas.


Mefitis - Offscourings (Hessian Firm, 2021)


 En apariencia, Offscourings emplea muchas de las técnicas y elementos estilísticos del disco anterior, principalmente extraídos del death metal más ambicioso, pero también del black y otros subestilos menos destacados. Sin embargo, estos se utilizan de manera distinta, con un uso mucho más disperso y conciso, y presentando una mayor diversidad entre las canciones y dentro de cada una de ellas. Lo mismo se aplica a los elementos no metálicos, como las guitarras acústicas o los teclados, que aquí son más prominentes y se funden con el resto de instrumentos en un conjunto más heterogéneo aún si cabe. La variación y el cambio constante siguen siendo prioridades máximas, con un concienzudo trabajo a nivel estructural que hace de cada pista una obra única y totalmente diferenciada, pese a compartir la mayoría de los rasgos con las demás. El nivel de detalle es sencillamente abrumador, y se requieren numerosas escuchas para llegar a procesar el contenido en su totalidad y entender todo lo que ocurre en cada uno de los temas, lo que hace que sea posible disfrutar de este álbum una infinidad de veces.

 El disco es más pausado y contemplativo que su predecesor, o al menos lo parece. Pasadas las dos primeras pistas, un poco más cañeras, el resto relaja el ritmo, pero sin que ello suponga ninguna merma de la calidad o el interés. La explicación para ello es que, una vez definida y consolidada su fórmula, el grupo ha optado por no dormirse en los laureles y parte a la conquista de algo nuevo, forzando los límites estilísticos para incorporar otras influencias cuya inclusión resulta muy natural, porque no se identifican concretamente con ningún género externo. Para Mefitis la prioridad ya no parece ser tanto garantizar una coherencia de estilo como explotar todo lo que cada pieza musical pueda ofrecer, lo que redunda en canciones más diversas y ambiciosas, con una libertad formal claramente superior. Ello lleva en ocasiones a sobrepasar fronteras a menudo consideradas sagradas para cualquier formación de metal que se precie, pero aquí esto se realiza con tanto cuidado y naturalidad que parece obedecer al discurrir lógico de cada canción más que a derivas caprichosas o inconexas.


OFFSCOURINGS PUEDE ESCUCHARSE EN SU INTEGRIDAD EN
LA PÁGINA DEL GRUPO EN BANDCAMP


 En las primeras escuchas, este cronista confiesa haber quedado un tanto desconcertado, no tanto por la abundancia de sonoridades disonantes y los avances a menudo impredecibles como por la evidencia de que el grupo estaba explorando con sus herramientas ya familiares un territorio totalmente nuevo y desconocido. Lo mismo le ocurrió al abordar el debut, pero esta vez la sensación se ve potenciada por el incremento de la complejidad y la variedad. El disco sorprende en cada aproximación por la riqueza de su contenido así como por la dificultad de predecir lo que va a venir treinta segundos después, aunque al final se trate siempre de un movimiento lógico y coherente. Una vez acostumbrado al nuevo entorno, el oyente se rinde a la evidencia de que Offscourings s un paso adelante hacia algo más original, amplio y distintivo, un enfoque renovado con el que seguir explorando los desolados parajes de decadencia post-apocalíptica evocados en las letras y perfectamente recreados en una música que está a la altura de la de los primeros creadores de los distintos subgéneros.


Belisario, febrero de 2021





Belisario 2021

© fotos de sus respectivos autores y/o dueños de los derechos

(material encontrado libremente en la red y reproducido sin ánimo de lucro)