free counters

FEBRERO DE 2020 - VARATHRON - STYGIAN FORCES OF SCORN (2009)


 A falta de una entrada interesante y reciente que comentar, he optado por echar la vista atrás y desenterrar un disco que de buenas a primeras puede que no haya recibido la suficiente atención en su momento, pero del que sin embargo creo que todavía hay mucho que decir. Editado por Die Todesrune Records en 2009, Stygian Forces of Scorn es quizá el material más interesante del Varathron del nuevo milenio. Podría decirse que Varathron recién salía de un bache creativo llamado Crowsreign, disco que, a falta de un término más exacto, podría definirse como un material de transición, una especie de experimento que ayudó considerablemente al grupo en la tarea de reinventarse.


Varathron - Stygian Forces of Scorn (Die Todesrune Records, 2009)


 Para una formación relativamente veterana como la que nos ocupa, el hecho de actualizarse es siempre una labor titánica que requiere mucho esfuerzo y dedicación. A lo largo de la historia han sido muchos los grupos que han tratado de modernizarse para poder seguir siendo relevantes en una época de grandes cambios donde se supone que la sangre joven es la que tiene las ideas más ‘’frescas’’, aunque no siempre sea el caso. Este proceso es paulatino y ocurre de manera natural a medida que la experiencia y la madurez ganan terreno en el desarrollo y la vida de un artista, adoptando nuevos y distintos enfoques para enriquecer su obra sirviéndose, en el caso de la música, de nuevas técnicas de producción, un mejor manejo de los instrumentos o una mejor comprensión de la teoría musical, etc.

 El disco en cuestión responde perfectamente al planteamiento anterior en más de un sentido puesto que el estilo del grupo sigue siendo el mismo de siempre, es decir, una amalgama que mezcla heavy metal y doom metal bajo la voz de mando de un rugido gutural que oscila entre el death y el black, en un ejercicio casi ritual que evoca tiempos antiguos y misteriosos por la manera en que estos dos estilos se funden al momento de crear la música. En este caso el objetivo es mucho más ambicioso que en anteriores entregas ya que el grupo logra concretar su cosmovisión de abordar el futuro a través del pasado por medio de diversos recursos que podrían definirse como más actuales, tales como la implementación del blast beat como técnica recurrente que no estaba presente en trabajos anteriores, lo que probablemente se deba a que no contaron con un baterista en condiciones hasta cierto tiempo después, o una producción que está a la altura, más depurada, cristalina pero estridente, que sirve como una lente para apreciar la lograda composición desde una perspectiva mucho más clara en lugar de desviar la atención del oyente de lo que verdaderamente sucede dentro de la música como lo haría un disco mediocre de metal moderno promedio.



 Una de las características más reconocibles de Varathron es hacer canciones que, a pesar de mantenerse dentro de un marco unitario, pueden diferenciarse perfectamente entre sí, y que además de estar bien construidas y estructuradas no presentan partes sobrantes, y donde cada uno de los elementos que las conforman cumple su función y propósito. Varathron es uno de esos grupos que se toman el tiempo necesario antes de abordar el formato largo y aquí es donde ese punto sale a relucir al máximo, ya que todo el material presentado está pulido hasta el más mínimo detalle, constituyendo así una escucha fácil y fluida que no por eso deja de ser desafiante, ya que existe el espacio suficiente para la agresión, elemento imprescindible a la hora de crear metal extremo. Todo esto sin comprometer la esencia y la coherencia estilística del grupo, puesto que el anclaje al pasado sólo sirve como inspiración para alimentar nuevas ideas basadas en algo que existió anteriormente.

 En este trabajo el grupo no pretende innovar el género en el que milita de ninguna forma, pero lo que sí hace es retomar su propio concepto para proyectarlo en un panorama más actual con tal perspicacia que nunca pierde el enfoque ni la dirección. Este disco quizá no sea el mejor del grupo, sin embargo, es aquí donde están mejor proporcionadas las ansias de inmortalidad perenne y los ecos de un pasado lleno de gloria, convirtiéndose de esta manera en la cúspide creativa de la carrera musical de Varathron.


Julio Herrera, febrero de 2020

(Revisado y editado por Belisario)





Belisario 2020

© fotos de sus respectivos autores y/o dueños de los derechos

(material encontrado libremente en la red y reproducido sin ánimo de lucro)