free counters

DICIEMBRE DE 2019 - POLEMICIST - ZARATHUSTRIAN IMPRESSIONS (2019)


 A pocos días de que acabe el año, aprovechamos la pausa vacacional para comentar otro de los títulos sobresalientes aparecidos desde mediados de verano que han conformado la excelente cosecha de 2019: el disco Zarathustrian Impressions, álbum debut de la formación estadounidense Polemicist, radicada en Philadelphia y fundada hace tan sólo dos años. Su música es un híbrido de black y death metal relativamente fácil de abordar, que suena bastante potente pero sin resultar nada áspero, debido tanto a la importancia del factor melódico como a la calidez del sonido. Pero esta aparente accesibilidad no es sinónimo de simplicidad, ya que hay un gran trabajo compositivo de fondo que constituye el principal interés de este disco. Sin revolucionar de raíz los géneros en los que opera, ni tampoco pretenderlo, su encanto consiste en emplearlos con habilidad para crear música elegante y expresiva.


Polemicist - Zarathustrian Impressions (Fólkvangr Records, 2019)


 Lo primero que salta a la vista al abordar este álbum es lo conseguida que está la estética, con dos guitarras bien compenetradas que desgranan melodías tejiendo un tapiz sonoro agradable y sugerente. Ambas operan casi en pie de igualdad, renunciando a un esquema convencional solista-rítmica y repartiéndose equitativamente las funciones dentro de cada canción, logrando así mayor plenitud y redondez. La batería suena suave y clara, como en los primeros clásicos del death metal, lo cual unido a una producción densa y aglutinante sirve para amortiguar los sobresaltos y centrar la atención en las melodías. Además de a otros grupos del black metal más armonioso, la fórmula recuerda sobre todo a los Sorcier des Glaces más recientes, con sus riffs largos y melodiosos tocados en trémolo, un tanto edulcorados pero no por ello menos eficaces. El resultado es una forma de black metal melódico poco común a día de hoy, que toma prestadas las técnicas de estructuración del death metal para asegurar una construcción sólida y una variación constante.

 Pese a la impresión inicial, lo más importante en este disco no es tanto la coherencia de estilo como la cohesión compositiva subyacente. El grupo emplea estructuras cíclicas con núcleos de riffs complementarios que interactúan entre sí para hacer avanzar la acción. Estos no solamente son atractivos y deslumbrantes por sí mismos, sino que están hilados con gran criterio estratégico para construir narraciones fluidas y dinámicas que presentan una serie de ideas, las desarrollan y extraen conclusiones que no cabía prever de antemano. El álbum incluye una sola canción instrumental, aunque con características tan similares al resto que en realidad se podría afirmar que las demás también funcionan prácticamente como instrumentales, puesto que las guitarras se bastan por sí solas para contar una historia sin que sea necesaria la voz, más allá de su papel como elemento secundario. A pesar de lo definido de la fórmula, el disco es bastante variado gracias a la preeminencia de las melodías y riffs individuales, que dan forma al tono y el carácter de cada una de las pistas.



 Las virtudes de Zarathustrian Impressions pueden pasar fácilmente desapercibidas si uno no presta suficiente atención, ya que la similitud con otros grupos más antiguos elimina cualquier posible sorpresa. Por otra parte, la temática, inspirada íntegramente por el Así habló Zaratustra, quizá sea el eslabón más débil. Sin ser quien suscribe ningún experto en filosofía nietzscheana, no puede evitar leer en las letras meras paráfrasis de las ideas de la obra, sin procesamiento ni elaboración. Sería más interesante que el grupo presentara su propia interpretación o enfoque de los escritos de Nietzsche, en lugar de limitarse a recitar pasajes del libro, como parece que hace ahora. No obstante, este es un problema menor si tenemos en cuenta que aquí las letras se sitúan claramente en un segundo plano dentro de un debut brillante en términos técnicos y estilísticos. El mayor reto de cara al futuro se planteará sin duda cuando la formación deba decidirse entre ofrecer algo que sea un poco más propio y personal o bien dilapidar su potencial con un segundo disco redundante que se limite a calcar los puntos positivos de este primer asalto.


Belisario, diciembre de 2019





Belisario 2019

© fotos de sus respectivos autores y/o dueños de los derechos

(material encontrado libremente en la red y reproducido sin ánimo de lucro)